Menu

     

Estamos viendo:

abriendo campos Abriendo Campos

Activistas de Greenpeace se cuelan en “la macrogranja de porcino más contaminante de España” la intalación de CEFUSA en Hellín, la empresa sostiene que "mantiene un compromiso firme con el medio ambiente"

Activistas de Greenpeace se cuelan en “la macrogranja de porcino más contaminante de España” la intalación de CEFUSA en Hellín, la empresa sostiene que "mantiene un compromiso firme con el medio ambiente"

Activistas de Greenpeace define como “la macrogranja de porcino más contaminante de España” la intalación de CEFUSA en Hellín.

Los Activistas accedieron al complejo industrial de explotación de cerdos que Cefusa, del Grupo Fuertes, tiene en Hellín para exigir una moratoria estatal inmediata a la ganadería industrial por su impacto en el cambio climático, la deforestación y la contaminación del aire, suelos y agua, así como para reclamar mayor bienestar animal. La empresa CEFUSA, en un comunicado de prensa, denuncia que la entrada ilegal de los activistas representa graves riesgos para la salud de los animales, al existir posibilidad de contagio y de transmisión de enfermedades. Y sostienen que la compañía mantiene un compromiso firme con el medio ambiente y aplica las mejores técnicas disponibles para reducir los impactos que su actividad puede tener sobre su entorno. Cumpliendo estrictamente la normativa ambiental y de bienestar animal europea y española vigente, incluso va más allá de lo que establece la ley.

El alcalde de Hellín, Ramón García, alega que la denuncia de Greenpeace “no habla en ningún momento del Ayuntamiento de Hellín porque el Ayuntamiento no tiene competencia ninguna, habla de modificar leyes a nivel estatal y europeo”. “El Ayuntamiento si da una licencia es porque se cumplen todos los requisitos” zanja el primer edil.

El complejo industrial de Cefusa, en Hellín está compuesto por 12 núcleos con una capacidad para unos 150.000 animales. La finca donde están las explotaciones tiene una concesión de la Confederación Hidrográfica del Segura para poder utilizar hasta 1.435.225 m3 de agua anuales. Según Greenpeace se trata de la macrogranja de porcino más contaminante de España en amoniaco, y también es también la explotación ganadera más contaminante en cuanto a emisiones de metano, un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el CO2.

La contestación por parte de Cefusa ha sido que en lo referente al agua, es que desarrolla diversas medidas para optimizar su gestión que tan solo una cuarta parte de los recursos hídricos que utiliza se consume en ganadería el resto, va destinado al riego de los cultivos.

En cuanto al consumo de Agua de esta granja el alcalde está sorprendido y preocupado con la cifras que da Greenpeace “si es así a mi me descoloca por completo cuando estamos luchando por el agua para que nuestros agricultores puedan tener agua y resulta que al final una granja de cerdos consume mucha más agua que el municipio de Hellín en todo un año, cuanto menos es sorprendente”. “Es algo en lo que vamos a incidir en la primera reunión que tengamos con el presidente de la Confederación, porque a mi ese aspecto sí que me preocupa”

En el comunicado oficial de la ganadera dice que la instalación cuenta con más de 4.500 hectáreas, de las que 1.700 están destinadas a superficie agrícola, y el resto, a masa forestal y que emplea a más de un centenar de personas, generando medio millar de puestos indirectos. Según CCOO allí trabajan unas 80 personas procedentes de la zona de Hellin, Agramon, Cancarix, Tobarra y también de Murcia, Cieza, Jumilla y Alhama.

Cefusa dice que promueve en sus instalaciones ganaderas un sistema de economía circular que permite convertir los subproductos ganaderos y sometidos a un estricto tratamiento para su transformación en abono destinado a los cultivos agrícolas de su entorno, como la vid, el cereal, el almendro y el nogal. Con este proceso que se aplica en la granja, los purines no solo no contaminan, sino que mejoran la fertilidad del suelo y ayudan a frenar la desertización en una de las zonas más áridas y despobladas de España y que con esto se produce un efecto ambiental positivo.

Cefusa ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil y el SEPRONA los hechos relacionados con la entrada ilegal a la granja por parte de un grupo de personas externas a la organización, violando las normas de bioseguridad. La Guardia Civil que se personó en el lugar cuando los activistas aun estaban allí, procediendo a su identificación. Ahora están a la espera de notificar la denuncia.

Deja un comentario

volver arriba