Menu

     

Estamos viendo:

abriendo campos Abriendo Campos

Entrevista a Pedro Lencina, Presidente de la Asociación Escultor Zamorano

Entrevista a Pedro Lencina, Presidente de la Asociación Escultor Zamorano

Entrevista a Pedro Lencina, Presidente de la Asociación Escultor Zamorano

Pedro, ¿cómo nace la Asociación?

La Asociación Escultor Zamorano se hizo con el objetivo de difundir la obra del escultor y como pone en los estatutos intentar que la Casa-Museo, donde vivía el autor, se arregle para estar visitable.

Dentro del proyecto, se intentaba también hacer una fundación a raíz de eso Amparo (hermana de Zamorano) tomó buena cuenta y en el testamento dejó reflejado que se creara por la fundación a una vez ella hubiera fallecido. La Fundación la creó Francisco Genestal, a raíz de eso los patronos que había elegido Amparo, algunos decidieron no seguir en el cargo de patrono. Se añadieron patronos nuevos, entre ellos el Presidente de la Asociación de Cofradías y Hermandades, el alcalde de Hellín y yo como representante de la Asociación Escultor Zamorano.

¿En qué punto es encuentra la Casa- Museo?

Hay que tener en cuenta que la casa donde vivía el escultor Zamorano es bastante antigua, es un molino de la época medieval. La arquitectura y los materiales de construcción son vigas de madera, un tejado de cañizo y unas en tejas árabes. Creo que está declarado como arquitectura industrial por ser un molino de los siete que creo que había en Hellín, es el único de los pocos que quedan ya. Y el hecho de la remodelación y abrir como casa-museo implicaría cambiar el arreglo de la parte del molino como bien cultura de Hellín

¿Cómo están los trámites para el proyecto de ser Casa-Museo?

A largo plazo sería, porque en la casa ahora mismo se ha hecho una pequeña intervención de apuntalamiento de ciertas zonas que como he dicho antes vigas de madera antigua que pueden estar la dañadas por carcoma, hay que sujetar la bien para que no se caiga la cubierta, en una parte determinada desde la casa del molino. Hemos tenido que hacer una pequeña limpieza en la en la entrada porque había mucha humedad por el paso del agua por debajo de la casa, desbrozar, cortar trozos de árboles y aparte de eso hemos tenido que mover ciertas esculturas que había justo en la zona estaba la maquinaria del molino porque es la zona que se ha apuntalado. El trabajo que se está haciendo es un trabajo de urgencia, solamente para que la casa no se venga abajo. Una vez que esté preparada para hacer obra en condiciones, habrá que hacer un proyecto como el que se está haciendo la reforma del convento de Franciscanos o incluso cuando se hizo el Museo de Semana Santa. La Casa-Museo es algo que va a hacer a largo plazo. Primero se tiene que hacer un proyecto y cuando esté todo preparado se empezarán a hacer trabajos. Las obras que hay dentro de la casa, se verá si se sacan para hacer una pequeña limpieza o posiblemente parte de ellas se pueda exponer momentáneamente en el Museo de Semana Santa. Pero esto lo decidirá la Fundación aunque por ahora no hay nada decidido.

Como asociación, ¿cuáles son vuestros deseos de futuro?

Nos gustaría que la remodelación estuviese terminada mañana pero sabemos que es bastante antigua y necesita tiempo y dinero. Vamos necesitar bastante ayuda porque el arreglo del patio que tiene mucho trabajo solo la hierva que hay allí porque ya es un bosque. En la zona de los patios estuvimos desbrozando y sacamos tanta suciedad que llenamos un contenedor en unas tres horas. El técnico va a hacer el apuntalamiento se va a encargar de limpiar el resto.

¿Habéis pedido alguna ayuda para hacer estas labores?

Nosotros como asociación ponemos la mano de obra y ahora mismo realmente el dinero no necesitamos, solo mano de obra para ir allí a limpiar. La limpieza se ha llevado a cabo entre miembros de la asociación y personas que están interesadas en que esto se lleve a cabo. Hemos puesto las figuras lejos de las zonas que puede haber un cierta peligrosidad derrumbe dentro de la misma casa pero ya a salvo.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Hay que tener en cuenta que Zamorano que murió en 2008 y Amparo que murió hace un par de años tampoco estaba por la labor de ponerse a limpiar las piezas. Las piezas, evidentemente, con el paso de los años, de la suciedad y de los animales domésticos que allí tenía. Para poder exponer las figuras al público habría que hacerles una pequeña limpieza, hay figuras que sí se podrían exponer a al público pero hay otras que necesitan una limpieza intensa.

¿Se ha perdido algo de patrimonio?

No, hay alguna pieza que se han roto, porque al ser de escayola estaban rotas, otras que son de arcilla también pero la gran mayoría de la obra está allí en buen estado.

Cuando estaban Amparo viva entraron a su casa a robarle y viendo que no conseguían mucho dinero comenzaron a romper una serie de figuras pero esas figuras son recuperables. Le han roto la cabeza una escultura pero la cabeza se puede volver poner.

¿Le pedís algo a las instituciones?

Lo más importante es que nos apoyen el tema económico, pero como hasta que no salga el proyecto y se vaya a realizar no sabemos si como fundación se podrá pedir algún tipo de ayuda ya que el edificio está catalogado como arqueología industrial y entonces posiblemente se puede pedir algún tipo de ayuda para reanudar por menos lo que es la parte industrial del molino.

¿Cómo estáis viviendo el año Zamorano?

Formo parte de las de la comisión del año Zamorano y hace poco tuvimos una reunión y ya se han visto las actividades que se van a hacer hasta Semana Santa. Dentro de actividades que se han propuesto, hacer una ruta para ver las escultura de Zamorano, también va haber una exposición de fotografías de Zamorano que tenido que escanear fotografías de la casa de Zamorano, fotos inéditas de cómo trabajaba en el taller o de las esculturas que hacía para gente no vea solamente que a las ocho esculturas que salen en semana santa son las únicas que hacía Zamorano, hay muchas esculturas repartidas por Hellín que dentro de la ruta Zamorano que se quiere hacer viendo las escultura que hay repartidas por la localidad y aparte de eso las que hacía civiles como bustos que le encargaban o las fotografías incluso dibujos.

Trabajaba muchos géneros: fotografía, pintura, escultura en piedra, barro, porcelana, bronce… como la escultura de bronce que se le encargó a él de Martínez Parras pero hubo una injerencia al final la realizó Coullaut-Valera. Zamorano ya la tenía terminada en su casa y es ese el tipo de cosas que no hemos visto y que no se conocen.

Zamorano es uno de los más grandes escultores y artista que ha tenido Hellín por no decir el más grande, porque es el que más importante hace a la Semana Santa de Hellín y ya no la de Hellín si no la de Albacete capital que tiene ocho esculturas y allí le adoraban. Le llegaron a hacer un homenaje que aquí en Hellín no se le llegó a hacer y la repercusión que tiene la Semana Santa de Hellín es en parte por las esculturas de Zamorano.

Deja un comentario

volver arriba