Síguenos en...

Regional

Castilla-La Mancha ha gestionado unos 12.000 partes de baja y alta por COVID-19 de forma simultánea en un mismo acto administrativo

Desde finales del pasado mes de diciembre

Castilla-La Mancha ha gestionado, a través de los profesionales del SESCAM, unos 12.000 partes de baja y alta por COVID-19 de forma simultánea en un mismo acto administrativo desde que a finales del pasado mes de diciembre, y a través de una instrucción remitida a sus gerencias periféricas, se abrió la posibilidad de emitir en un procedimiento único ambos partes con el fin de agilizar estos trámites y reducir la carga burocrática a los profesionales de Atención Primaria.

Esto supone en torno al 41 por ciento del total de bajas por COVID-19 que se han tramitado desde esas fechas, tal y como se lo han trasladado hoy responsables de la Consejería de Sanidad y del SESCAM a representantes de la Asociación de Supermercados de Castilla-La Mancha (ASUCAM) y de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGE), con quien han mantenido un encuentro para informarles de todas las medidas que se han adoptado desde el Gobierno de Castilla-La Mancha a este respecto.

Por parte de la administración regional han asistido a esta reunión la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, el director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, Juan José Camacho, y por los directores generales de Atención Primaria y Recursos Humanos, Julio Cuevas e Iñigo Cortázar, respectivamente.

Colaboración / UNICEF PEDRO PIQUERAS

Tal y como les ha explicado Leal, cuando un ciudadano es diagnosticado con infección activa en COVID-19 tras la realización de una prueba diagnóstica (PCR o test de antígeno) por parte del personal sanitario del SESCAM, puede solicitar la baja laboral en el momento en el que se le comunica el diagnóstico positivo.

Seguidamente, el SESCAM emite el parte de baja y alta con duración de siete días a partir de la fecha en que ha dejado de acudir al trabajo, debiendo incorporarse a su puesto al octavo día. “Con ello evitamos que el trabajador tenga que ponerse en contacto con su médico de cabecera en dos ocasiones: una en el momento de solicitar la baja y otra para solicitar el alta”, ha precisado Leal. 

Si transcurrido este periodo de siete días, el paciente continúa presentando síntomas, debe ponerse en contacto con su centro de salud o consultorio local para gestionar la continuidad de la baja.

Por otra parte, les ha explicado que en Castilla-La Mancha los médicos inspectores de la Gerencia de Coordinación e Inspección, también dependiente del SESCAM, están colaborando con los profesionales de Atención Primaria en la tramitación de los partes de baja y alta de los trabajadores contagiados por COVID-19.

Publicidad / imprenta sánchez

Así, todos los facultativos de Medicina Familiar y Comunitaria de la red regional de centros públicos que no puedan realizar estos trámites por la elevada carga asistencial que uestá provocando la sexta ola de la pandemia, tienen la posibilidad de remitir la información correspondiente de los pacientes a la Gerencia de Coordinación e Inspección para su realización.

Hasta el momento, los médicos inspectores han emitido en torno a 6.000 partes de baja y alta de manera simultánea.

Las empresas pueden consultar las bajas telemáticamente a través del siguiente enlace:

http://www.seg-social.es/wps/portal/wss/internet/Empresarios/PrestacionesPensionesEmpresarios/de602366-4174-421c-9d4d-3cac0963f301

En el caso de que la persona trabajadora sea mutualista y, por lo tanto, la asistencia sanitaria no está cubierta por el SESCAM sino por un seguro médico, se les informa que debe ponerse en contacto con su entidad para que le indiquen acerca del procedimiento de emisión de la baja.

Continuar leyendo...
Escribir comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio publicitario Turrones San Andrés

Turrones San Andrés

Espacio publicitario