Síguenos en...

Hellín

300 efectivos participaron en el simulacro de terremoto en Hellín

Durante el simulacro, se ha activado el Plan Especial de Emergencias por Riesgo Sísmico en Castilla-La Mancha (SISMICAM).

Ejercitar la respuesta de los organismos y servicios de emergencia y comprobar el funcionamiento del Plan Especial de Emergencias por Riesgo Sísmico en Castilla-La Mancha (SISMICAM) han sido los objetivos del simulacro que, dirigido y coordinado por la Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, se ha desarrollado en la mañana de hoy en la localidad albaceteña de Hellín, con la participación de cerca de 300 efectivos.

En el ejercicio ha estado presente el titular de Protección Ciudadana, Emilio Puig; junto al alcalde de Hellín, Ramón García; el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz; el subdelegado del Gobierno en la provincia, Miguel Juan Espinosa; y el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Enrique Sánchez.

Puig ha destacado que el objetivo principal de este simulacro es “que todos los colectivos implicados conozcan y asuman la organización y actuaciones previstas en el Plan de Emergencias por Riesgo Sísmico en Castilla-La Mancha (SISMICAM)” para garantizar así su operatividad.

En el simulacro han colaborado 14 grupos de activación en emergencias, entre los que se encuentran el servicio de Protección Civil del Gobierno de Castilla-La Mancha, el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2, el Consorcio de Bomberos de Albacete, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Guardia Civil, Cruz Roja, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Instituto Geográfico Nacional, personal técnico adscrito a los Colegios Profesionales de Arquitectos y Aparejadores, personal del Plan INFOCAM, y personal de los servicios de Industria, Patrimonio, Medio Ambiente, Cohesión Territorial y Fomento; así como las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Hellín, Ontur, Peñas de San Pedro, Montealegre del Castillo y Albacete.

También ha participado personal perteneciente a diversas empresas privadas y públicas, como Redexis, Iberdrola, FCC Aqualia, Fibra Hellín, Adif, y centros educativos, sociosanitarios y religiosos. El director general ha mostrado su agradecimiento a todas las administraciones y grupos por su colaboración en este ejercicio.

La hipótesis sobre la que se ha basado el simulacro ha sido un terremoto de magnitud 6,2 e intensidad VI-VII, que habría tenido lugar a las 9:30 horas de la mañana en las inmediaciones del núcleo urbano de Hellín, seguido de una réplica de magnitud 4,5 e intensidad VI. Ambos sismos habrían ocasionado diversos daños en viviendas, centros de gran afluencia (residencias de mayores, colegios e institutos, centro ocupacional, etcétera), así como en infraestructuras de servicios básicos esenciales (agua, gas, luz y comunicaciones, entre otros).

Además, los terremotos habrían producido afectaciones personales, provocando que varias personas hubieran resultado heridas y atrapadas, debido principalmente al derrumbe de viviendas y la caída de cascotes y elementos del mobiliario urbano a la vía pública.

Tras lo sucedido, y realizada una evaluación rápida por el Ayuntamiento de Hellín de los hechos y los daños producidos, se habría activado el Plan Territorial de Emergencia Municipal y convocado a su consejo asesor. Después de estas primeras valoraciones y, dada la gravedad de lo sucedido, el Gobierno regional habría procedido a la activación del Plan Especial de Emergencias por Riesgo Sísmico en Castilla-La Mancha (SISMICAM), en fase de emergencia nivel 1.

A partir de este momento, ha comenzado la coordinación de los distintos grupos de emergencia que, presentes en la localidad o llegados desde otros puntos de la región, actúan para paliar los daños generados por los terremotos.

Seis escenarios del simulacro

El ejercicio se ha llevado a cabo en seis escenarios, siendo el primero de ellos el Instituto de Enseñanza Secundaria ‘Izpisúa Belmonte’, donde se ha evacuado la totalidad del centro educativo, trasladando a parte de los alumnos al albergue provisional, además de atender a los heridos.

El segundo escenario ha sido el albergue provisional montado por los efectivos de Cruz Roja, donde se ha atendido a todas las personas que han sido evacuadas y donde se les han tomado los datos personales para su control, ofreciéndoles también avituallamiento.

En el tercero de los escenarios, el Vehículo de Coordinación-Puesto de Mando Avanzado, se han desarrollado varias reuniones de coordinación, constituyéndose los grupos de acción, y se ha realizado el análisis de la situación y el seguimiento de la evolución de la emergencia, tras las primeras actuaciones.

El escenario cuarto han sido derribos parciales de edificios y garajes públicos, situados en el centro del casco urbano, donde los bomberos han apuntalado estructuras, rescatando también a personas que habían quedado atrapadas bajo los cascotes. La Policía Nacional puso en marcha el protocolo de Identificación de Víctimas.

El quinto escenario ha comprendido distintos edificios y bienes de interés cultural, en los que equipos multidisciplinares pertenecientes al Grupo de Evaluación Sísmica han llevado a cabo trabajos de evaluación y clasificación de daños.

En el último escenario del simulacro se ha procedido a la evacuación de un centro ocupacional para personas con discapacidad y su traslado al albergue provisional.

Continuar leyendo...
Espacio publicitario